¿Qué misterio tienen los cuentos que hipnotizan a los niños? ¿Qué misterio esconden entre sus páginas que les hacen abrir ojos enormes cuando les leemos uno y provocan que nos pidan que se los volvamos a contar una y otra vez? ¿Qué misterio tienen los cuentos, que son capaces de vencer la atracción por las pantallas cuando hay un narrador entusiasta dispuesto a dejarse llevar por la historia?

Leer cuentos a los niños es una tarea maravillosa que brinda a los padres y a toda persona que educa niños, una gran oportunidad para vincularse con ellos además de contribuir a estimular el lenguaje, la imaginación y el interés por la lectura.

Les dejo a continuación algunos tips a tener en cuenta, a la hora de contar cuentos y hacer de esta poderosa experiencia emocional, un momento placentero:

  • Generar un momento de calma para leer el cuento, evitando las interrupciones y priorizando la intimidad y tranquilidad del encuentro.
  • Elegir historias que nos resulten atractivas y nos entusiasmen. Si nosotros nos aburrimos, no podremos transmitir emociones placenteras a los chicos.
  • Repetirles las historias cuando nos pidan, ya que disfrutan de esas repeticiones y les dan seguridad.
  • Evitar interrogarlos acerca del cuento que escucharon. Disfrutar del momento en sí mismo y no “tomarles examen” sobre el contenido del cuento.
  • Utilizar distintos tonos de voz, miradas, gestos y posturas para acompañar la narración.
  • Dejar los libros al alcance de los niños para que los ojeen, manipulen y elijan la historia que quieran escuchar.

En épocas donde vemos bebés en cochecitos que manipulan tablets ó celulares con juegos que emiten atractivos sonidos y colores, los cuentos siguen siendo una experiencia emocional de gran valor que vale la pena seguir disfrutando con los chicos.

Lic. Cecilia Marino